Desde 1996

La editorial La Uña Rota nace en Segovia, en octubre de 1996, con la vocación de publicar a autores vivos y noveles para, con el tiempo, y como es de rigor, editar también obra de autores y artistas consagrados, algunos de ellos considerados clásicos, traducidos por traductores de reconocido prestigio.

Con este fin nacieron Los Libros Inútiles, una colección de pequeño formato que sirvió al sello para introducirse en el mercado editorial. Desde su origen, esta colección ha sido fiel a la idea de albergar distintos géneros. De esta manera en el catálogo de esta colección se pueden encontrar libros de narrativa, de poesía, de teatro, incluso de fotografía, de dibujos y de cómic.

De forma paralela, la editorial ha realizado una serie de incursiones en otros formatos, poniendo en marcha proyectos donde han primado el trabajo en equipo y la obra original. De esta forma, y como conmemoración del primer y el tercer aniversario de la editorial se editaron respectivamente La caja azul y La caja negra, con obra original (e incluso efímera) de diversos autores, en una tirada corta, firmada y numerada.

En el año 2003 se inaugura la colección Los Libros del Apuntador, que da cabida a textos o bien descatalogados, o bien olvidados, pero que indudablemente mantienen un interés actual. La vieja canción de Robert Pinget es el primero de estos libros en una edición trilingüe, que en 2004 los críticos del suplemento literario ABC Cultural escogieron entre los libros del año.

En 2005 nace una nueva colección, Los Libros Robados, con el propósito de reunir textos curiosos, misceláneos, de uno o de varios autores, o traductores, como es el caso del segundo número de la colección, La capital de las ruinas seguido de F––, una serie de textos inéditos, entre el reportaje, la ficción y la poesía, de Samuel Beckett, premio Nobel de 1969, de quien ya habíamos publicado A vueltas quietas Deseos del hombre /Carta alemana.

La edición en 2009 del volumen Cenizas escogidas: obras 1989-2009, de Rodrigo García, ha sido uno de los grandes proyectos que ha marcado un antes y un después en la trayectoria de la editorial. Poco tiempo después la publicación de otra pieza teatral, La casa de la fuerza, de Angélica Liddell, obtuvo el Premio Nacional de Literatura Dramática en 2012. Ese mismo año, además, participamos por primera vez en la Feria del Libro de Madrid. 

Entretanto, otros autores han ido agrandando la familia de esta pequeña casa editorial: ahí está Diego Meret, quien con su sorprendente ópera prima En la pausa inauguró el nuevo formato de la colección Libros Inútiles; o los alemanes Hans Erich Nossack y Bertolt Brecht; el inclasificable Georges Perec con dos textos: El aumento seguido de El arte de abordar a su jefe de servicio para pedirle un aumento; los suizos Friedrich Dürrenmatt y Robert Walser, con su exquisito Diario de 1926, entre otros escritores e ilustradores y traductores que os invitamos a descubrir en nuestro catálogo y en esta casa-web, en la que deseamos que os sintáis como en vuestro propio sillón de orejas.